Sobre la Roca

image50

Lectura devocional San Mateo 7.24-27

  • (24) Cualquiera, pues, que me oye estas palabras, y las hace, le compararé a un hombre prudente, que edificó su casa sobre la roca.
  • (25) Descendió lluvia, y vinieron ríos, y soplaron vientos, y golpearon contra aquella casa; y no cayó, porque estaba fundada sobre la roca.
  • (26) Pero cualquiera que me oye estas palabras y no las hace, le compararé a un hombre insensato, que edificó su casa sobre la arena;
  • (27) y descendió lluvia, y vinieron ríos, y soplaron vientos, y dieron con ímpetu contra aquella casa; y cayó, y fue grande su ruina.

  Podemos edificar nuestra vida sobre un buen fundamento o sobre uno malo. La Biblia lo llama: edificar sobre la roca o sobre la arena. Espiritualmente hablando… edificamos nuestra vida sobre CRISTO o sobre el mundo.


  1º carta a los Corintios 3 nos dice...

  • (10) Conforme a la gracia de Dios que me ha sido dada, yo como perito arquitecto puse el fundamento, y otro edifica encima; pero cada uno mire cómo sobreedifica.
  • (11) Porque nadie puede poner otro fundamento que el que está puesto, el cual es Jesucristo.

  Tenemos a JESUCRISTO la Roca Firme como base. Si no está, cualquier cosa que edifiquemos se caerá a la menor circunstancia difícil que se presente.


  Automáticamente saltan preguntas:

  1. ¿Tengo ese fundamento en mi vida?
  2. ¿Dejo al SEÑOR que edifique mi vida?, y si lo dejo;
  3. ¿Soy de edificación para otros?

  Somos edificados por el SEÑOR para que nosotros a su vez edifiquemos a los demás.


  La primera carta a los Corintios en su capítulo 14, verso 12 nos enseña:

  • Así también vosotros; pues que anheláis dones espirituales, procurad abundar en ellos para edificación de la iglesia.

  Todos los creyentes tenemos dones y debemos usarlos para edificar, construir, ayudar a los demás (para eso son) y no solo eso, debemos procurar abundar en esos dones o regalos de DIOS para poder ser más útiles a la iglesia del SEÑOR.


  1º carta a los Corintios 8.1 en su segunda parte dice...

  • El conocimiento envanece, pero el amor edifica.

  ¿Qué es lo que edifica?... El amor.


  En muchas iglesias suele haber mucho conocimiento y poco o nada de amor. Sabemos mucho de la Biblia pero no lo practicamos. Con conocimiento no hacemos nada, es necesario cada día obrarlo, vivirlo, expresarlo.

  Sabemos muy bien lo que significa amar al hermano, tenemos ese conocimiento, pero que no sea solo eso.


  La 2º carta a los Corintios en el versículo 19 del capítulo 12, nos dice...

  • ¿Pensáis aún que nos disculpamos con vosotros? Delante de Dios en Cristo hablamos; y todo, muy amados, para vuestra edificación.

  ¿Es así en nuestra vida?


  Estamos en CRISTO y delante del SEÑOR hablamos, para que todos sean edificados.

  La única forma de edificar correctamente es construyendo todo sobre algo sólido. Tenemos ese fundamento... el Amor... DIOS mismo. Por tanto puedo amar y edificar a los hermanos.

  • Ninguna palabra corrompida salga de vuestra boca, sino la que sea buena para la necesaria edificación, a fin de dar gracia a los oyentes. Efesios 4.29

  Meditemos en las siguientes cinco preguntas...

  1. ¿Qué es lo que hablo (con palabras y/o actos) cuando estoy en la iglesia?
  2. ¿Y cuando estoy fuera de ella?
  3. ¿Ayuda lo que hablo o destruye?
  4. ¿Qué es lo que sale de mi boca? Chismes, palabras deshonestas, discriminación. Con esto hermanos, no edificamos a nadie.
  5. ¿Beneficia al otro lo que digo o expreso?

  • Entonces las iglesias tenían paz por toda Judea, Galilea y Samaria; y eran edificadas, andando en el temor del Señor, y se acrecentaban fortalecidas por el Espíritu Santo. Hechos 9.31

  Las iglesias primitivas no tenían grandes problemas entre ellas. Se ocupaban en edificarse unos a otros, andaban (la iglesia entera) en el temor de DIOS y crecían, porque allí estaba el ESPÍRITU SANTO, Su fortaleza. Pero el ESPÍRITU DE DIOS estaba porque ellos lo permitían.

  • Así que ya no sois extranjeros ni advenedizos, sino conciudadanos de los santos, y miembros de la familia de Dios,
  • edificados sobre el fundamento de los apóstoles y profetas, siendo la principal piedra del ángulo Jesucristo mismo,
  • en quien todo el edificio, bien coordinado, va creciendo para ser un templo santo en el Señor;
  • en quien vosotros también sois juntamente edificados para morada de Dios en el Espíritu. Efesios 2:19-22

  Para que la iglesia crezca y llegue a ser santa debe estar unida, solo así tendrá morada el SEÑOR.


  Aprende y considera el verso 1 del Salmo 127.

  • Si Jehová no edificare la casa, En vano trabajan los que la edifican; Si Jehová no guardare la ciudad, En vano vela la guardia.

  Notas devocionales relacionadas: “Sanidad espiritual” – “Liberación Divina” – Éxito y galardón de una prueba superada¿Quién es DIOS y por qué está CON nosotros?


                                                                                               A La Meta con CRISTO


                                                                            VOLVER A INICIO   VOLVER A NOTAS

Comunicate

Tu consulta y/o comentario se responderá a la brevedad

Este sitio está protegido por reCaPTCHA y aplican las Política de privacidad y los Términos de servicio de Google.