Ayer vino JESÚS

image18

  Ayer vino el SEÑOR JESUCRISTO y se llevó a los suyos; o sea, los verdaderos cristianos fueron arrebatados, llevados para estar para siempre con el SEÑOR. Pero todos nosotros fuimos dejados... ¿Por qué?

  Fuimos dejados por no prepararnos.

  • ¿Recuerdas la parábola de las diez vírgenes en San Mateo 25.6-12?

   Y a la medianoche se oyó un clamor: ¡Aquí viene el esposo; salid a recibirle! 

   Entonces todas aquellas vírgenes se levantaron, y arreglaron sus lámparas. 

   Y las insensatas dijeron a las prudentes: Dadnos de vuestro aceite; porque nuestras lámparas se apagan. 

   Mas las prudentes respondieron diciendo: Para que no nos falte a nosotras y a vosotras, id más bien a los que venden, y comprad para vosotras mismas. 

   Pero mientras ellas iban a comprar, vino el esposo; y las que estaban preparadas entraron con él a las bodas; y se cerró la puerta. 

   Después vinieron también las otras vírgenes, diciendo: ¡Señor, señor, ábrenos! 

   Mas él, respondiendo, dijo: De cierto os digo, que no os conozco.


  Todas lo esperaban pero... no todas estaban preparadas para recibirlo.


   Aquel siervo que conociendo la voluntad de su señor, no se preparó, ni hizo conforme a su voluntad, recibirá muchos azotes. San Lucas 12.47


  Conocemos la voluntad de DIOS, pero si no estamos preparados para cuando EL venga seremos castigados, como fueron castigadas las cinco vírgenes que no se prepararon. Ellas se quedaron afuera. Así también nosotros si no estamos preparados seremos separados eternamente de DIOS.


  Pero ayer vino el SEÑOR JESÚS y fuimos dejados.

  • Hay tres clases de personas que fueron dejadas:

  1. Los que no lo aceptaron,
  2. Los que lo conocieron, pero se apartaron de EL, y;
  3. Los que hicieron Su Voluntad, pero a medias.

  Los primeros fueron dejados por no haber creido (San Juan 3.18), los segundos fueron dejados por haberse olvidado del SEÑOR (Apocalipsis 2.4-5= Esta iglesia si no se arrepentía por haberse olvidado del SEÑOR, sería castigada), y los terceros fueron dejados porque DIOS desecha al tibio (Apocalipsis 3.16).

  Ayer vino el SEÑOR y se llevó a los verdaderos cristianos, y nosotros fuimos dejados, por cuanto no nos volvimos a EL, y si lo hicimos no nos mantuvimos límpios.

  • ¿Cómo me vuelvo a DIOS?

  1. Confesión: Estar de acuerdo con DIOS.
  2. Arrepentimiento: Cambiar de actitud.

  Yo me vuelvo a DIOS confesandole mis pecados y arrepintiendome verdaderamente de los mismos; o sea, que para volverme a DIOS debo estar de acuerdo con lo que EL dice y arrepentirme, resultando de esto un cambio de actitud, de comportamiento en mi vida.

  • ¿Qué es pecado?

   Toda injusticia es pecado. 1° Juan 5.17a


  Todo lo que va en contra de DIOS es pecado.

  Si yo confieso mis pecados a DIOS y me arrepiento genuinamente, EL me perdona y me limpia (1° Juan 1.9).


  Pero ayer vio el SEÑOR y fui dejado porque no me volví a EL y hoy es tarde. La puerta... ya se cerró.

  Tal vez alguien diga: -¡Yo me arrepentí de verdad, le confesé mis pecados y EL me perdonó y limpió!-


  ...Pasamos a lo segundo...


  Yo pude haberme arrepentido genuinamente y se cumplió 1° Juan 1.9 en mi, pero olvidé mantenerme limpio.

  ..."padecerás, porque te limpié, y tu no te limpiaste"... Ezequiel 24.13. Vemos en este texto que hay castigo para aquel que no se mantenga limpio.

   Hay textos que nos mandan mantener limpia nuestra vida, por ejemplo:


   No impongas con ligereza las manos a ninguno, ni participes en pecados ajenos. Consérvate puro. 1° Timoteo 5.22


   La religión pura y sin mácula delante de Dios el Padre es esta: Visitar a los huérfanos y a las viudas en sus tribulaciones, y guardarse sin mancha del mundo. Santiago 1.27

  • ¿Cómo me mantengo limpio?

   ¿Con qué limpiará el joven su camino? Con guardar tu palabra. Salmo 119.9.


  Solo guardando Su Palabra y "guardar" no significa tener la Biblia en la biblioteca, sino que significa que hay que aceptarla y obedecerla, usarla, aplicarla.

  Si alguien me regala un perfume y yo lo acepto pero nunca lo uso, de nada me sirve tenerlo ahí. Entonces, lo que este texto nos dice es que yo limpio mi camino, lo conservo puro, solo aceptando lo que la Biblia dice y usandola en mi vida.

  Ayer vino JESÚS y fui dejado porque no me conservé puro, no me guardé del mundo, no guardé Su Palabra.

  Sin embargo hay muy buenas noticias...


  Ayer no vino JESÚS y estás a tiempo para volverte a EL. DIOS dice que hoy es el día de salvación. EL te espera con los brazos abiertos y te dice: Ven a mi y sé verdaderamente salvo.

  Pero un día muy cercano el SEÑOR de los cielos, aquel que murió por ti y por mi en la cruz, volverá y solo se llevará a los suyos ¿Estás listo?


A La Meta con CRISTO


VOLVER A INICIO   VOLVER A NOTAS

Comunicate

Tu consulta y/o comentario se responderá a la brevedad

Este sitio está protegido por reCaPTCHA y aplican las Política de privacidad y los Términos de servicio de Google.